Nuestro Blog

Errores comunes que causan obstrucciones en vuestras cañerías

En el agitado día a día en el que vivimos, siempre se pueden olvidar que estáis cometiendo ciertas acciones que, aunque son casi imperceptibles, acaban por traer problemas y no os dais cuenta hasta que tenéis el problema en vuestras narices, en el caso de las cañerías la frase es literal, puesto que las obstrucciones que suceden en vuestras casas muchas veces son provocadas por vosotros mismos, que no os dais cuenta de que estáis tapando los drenajes y solamente los veréis cuando las cañerías están tapadas o expelen mal olor y vuestras narices lo detectan.

Como estos problemas son casi imperceptibles, vosotros no sabéis que hábitos tan simples como botar los restos de alimentos en el bote de basura antes de poner los platos en el lavamanos, recoger los pelos que dejáis en la regadera o en la bañera, y, si los recogéis pero los vertéis por el bote de desperdicios y no por el inodoro y a su vez, dejáis de tirar todo tipo de papel por el mismo, son cosas que simplemente os evitarán a la larga los temidos, odiados y molestos atascos en las cañerías.

Las compañías de fontanero Mejorada del Campo es experto en destapar todo tipo de cañerías y desagües, por lo que tienen un personal altamente experimentado y con la pericia necesaria para ayudaros en el asunto de destape de cañerías, por lo que no se va a quejar del servicio que prestan, ya que hacen su tarea de forma rápida y efectiva, por lo que no os tendréis que preocupar por obstrucciones a largo plazo.

Debido a la experiencia que con la que cuentan las empresas que se especializan en atascos, os podemos dar algunas recomendaciones para que evitéis obstruir de nuevo vuestras cañerías, por lo que prevenir es mejor que lamentar, así que seguid leyendo este post si os interesa saber cómo impedir un atasco en vuestras cañerías.

Evitar obstrucciones en las cañerías de la cocina

Uno de los lugares en donde hay más obstrucciones es en las cañerías de los lavaplatos de vuestras cocinas, ya que, al dejar residuos de alimentos en el lavaplatos, ya sea en la preparación de los alimentos o después de comerlos, ciertos residuos sólidos escapan hacia las cañerías aun cuando limpiéis el drenaje del lavaplatos, por lo que a la larga va a originar una obstrucción.

El mito de la borra del café

Se ha escuchado mucho de nuestros familiares de mayor edad que la borra del café es efectiva a la hora de destapar cañerías, pero os decimos con toda la propiedad y seguridad del caso que es todo lo contrario, ya que la borra del café son restos sólidos, y al echarlo por las cañerías que están diseñadas es para transportar ciertos tipos de líquidos, la borra se queda estancada y se va adhiriendo a las paredes de las cañerías, lo que va a provocar una obstrucción, así pues, lo de la borra del café es solo un mito extendido y dañino para las tuberías, además.

Evitar obstrucciones en las cañerías del baño

El otro lugar más común en donde se originan las obstrucciones es en vuestros baños, ya que es donde se descargan más residuos y en donde utilizamos más cosas que pueden obstruir las cañerías, las causas más comunes de obstrucciones son los pelos que inevitablemente se desprenden ya sea al bañaros o al peinaros, éstos se cuelan por los drenajes y, como se tratan de residuos sólidos van a obstruir las cañerías.

Un error bastante grave que cometéis es el de arrojar las toallitas húmedas por el inodoro, ya que éstas no son biodegradables (así los empaques digan que sí, las investigaciones dicen que no lo son), por lo que al ir bajando por vuestras cañerías y al tratarse de sólidos, se van quedando rezagadas en las mismas, y si logran pasar por vuestras redes, van obstruyendo las tuberías de descargas públicas, por lo que con el simple hábito de botar los pelos y las toallitas húmedas en el bote de basura os estaréis ahorrando tener que llamar a los profesionales, lo que también conlleva al ahorro de dinero, de tiempo y de molestias.

Recomendaciones para ahorrar en calefacción durante el invierno

El invierno es una de las épocas más hermosas del año, pero también una de las más rudas por todo lo que supone las oleadas de frío extremo, que, de hecho, su intensidad se ha incrementado debido a los cambios climáticos recientes. Asimismo, para abrigarnos del frío intenso y mantener nuestro calor corporal en un nivel óptimo, solemos, en esta época del año, usar regularmente los sistemas de calefacción eléctricos y de gas de nuestro hogar. En consecuencia, durante el invierno las facturas del servicio eléctrico del servicio de gas suelen ser muy costosas ocasionándonos angustias e incesantes dolores de cabeza.

 

En resumen, en el invierno se debe saber bien dosificar las energías para no generar gastos excesivos y mantener la temperatura de nuestro hogar en un nivel adecuado. En este artículo de fontaneros Mejorada del Campo baratos verás cómo hacerlo mediante unos consejos útiles que preparamos especialmente para ti. Recuerda que con tan sólo seguir a cabalidad todas nuestras recomendaciones lograrás ahorrar un montón en energía eléctrica y gas, así como en dinero debido a que las facturas te saldrán notablemente más baratas. A continuación, se muestran los más acertados consejos para que uses eficientemente tus sistemas de calefacción sin afectar tu bienestar económico.

 

Perfecciona el aislamiento térmico de tu casa

Instalar burletes en las puertas y ventanas de tu hogar es una vía económica y efectiva de mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda para las épocas de frío intenso. Además, instalar burletes es una actividad sencilla y para nada costosa que no será forzosa de realizar.

 

La puertas y ventanas son los elementos que más hendiduras presentan en nuestro hogar, y son los que principalmente permiten el ingreso del frío del exterior. Es aconsejable que te asegures que los cerramientos de estos elementos funcionen correctamente para mejorar el aislamiento térmico de tu casa.

 

Si existen fugas notables y apreciables de frío en las puertas o ventanas, ya sean de madera o aluminio, instalar burletes es una fácil opción para sellar e impedir la irrupción del frío a tu hogar.

 

No permita el congelamiento de las tuberías

Las personas que habitan en lugares álgidos y con tuberías en su casa dispuestas en el exterior, saben muy bien de estos problemas. Una tubería congelada supone la expansión del hielo en su interior que, con la fuerza necesaria, puede romper o causar roturas menores en la tubería.

 

Las reparaciones de estos problemas son muy costosas, ya que a veces implica la sustitución por completo de un largo tramo de tubería. Por eso siempre será mejor evitar que suceda, cubriendo con aislantes térmicos la tubería o agregándole periódicamente calor con un instrumento y manualmente.

 

Cuando se rompe la tubería no tienen que ponerse a tratar de arreglarlo, mejor llame a los especialistas para que le solventen el problema.

 

Limpiar los radiadores

La purgación de los radiadores es una operación relativamente simple que se usa para sacar el aire acumulado en el interior del equipo con el objetivo de que éste caliente de manera homogénea y eficiente. De esa manera el consumo de gas será menor y la generación de calor será mayor.

 

Indague averías potenciales en su caldera

Cabe destacar que tarde o temprano su caldera se dañará, así que antes de que esto suceda, es mejor evitarlo a tiempo mediante la revisión ocasional de un profesional que le indique si su equipo funciona bien o no.

 

Sonidos extraños, códigos de error y bajadas de presión son síntomas manifiestos de avería. Llame a un profesional en todos y cada uno de los casos mencionados.

 

Acuda a profesionales

Contar con servicios de fontanería profesional, siempre será la mejor opción para solventar cualquier tipo de problema ocasionado por la época invernal.

 

Teniendo nuestras calderas y tuberías en óptimo estado para sobrevivir el frío, nos ahorraremos mucho dinero y obtendremos mucho confort. Espero que te haya sido de utilidad este artículo y te aseguro que siguiendo estos consejos no volverás a tener problemas con el invierno.

 

 

Cómo cambiar fácilmente un grifo

Con el paso del tiempo los grifos de casa tienden a estropearse y a no funcionar de manera correcta, incluso a descolgarse. En muchas ocasiones este tipo de tareas las vamos postergando con tal de ahorrar algo de dinero contratando a un fontanero, aunque tienes que saber que si solamente gotea el grifo, no será necesario hacer un trabajo demasiado difícil, ya que solamente con cambiar la arandela o la pieza que falle, será suficiente. Incluso si hay que cambiar el grifo entero no hay por qué asustarse, ya que no es tan complicado como puede parecer, especialmente si se cuenta con las herramientas adecuadas. Pero si no tienes idea de cómo hacerlo, vamos a darte algunos consejos para ello desde la fontaneria Mejorada del Campo.

Lo primero que hay que hacer a la hora de cambiar un grifo, es ver cuántas aberturas tiene y la distancia a la que están. Casi seguro que tendrás que mirar por debajo para asegurarte. Es importante que conozcas qué grifo vas a necesitar para elegir el correcto reemplazo.

Si quieres que el mismo te dure más tiempo, opta por uno que sea de calidad. Se pueden encontrar grifos que cuestan entre los 15 euros y los 300. Lee por Internet opiniones y seguro que te ayudarán a elegir el grifo con la mejor calidad precio y con las prestaciones que necesitas en realidad.

No olvides seguir las instrucciones que te diga el fabricante a la hora de montar el nuevo grifo, ya que de esta manera vas a tardar menos tiempo y no te resultará muy frustrante la operación.

Si no tienes una llave inglesa, puedes adquirirla por menos de 15 euros y te va a resultar muy útil a la hora de cambiar el grifo, ya que con ella vas a poder acceder a la zona que está detrás del fregadero y podrás quitar las tuercas de los lados. Cuando lo hayas hecho, pon todas las tuercas y los tornillos en un lugar seguro.

Es muy importante que la zona en la que vas a cambiar el grifo se encuentra muy bien iluminada para ver todo de manera correcta mientras trabajas. Una lámpara portátil o una linterna también te puede resultar de ayuda.

Debajo del fregadero tiene que haber dos líneas de suministro que salen desde la pared y que suben al grifo. Cada una tiene una válvula, una para el agua fría y otra para la caliente. Gira las dos hacia la derecha y tendrás el paso del agua cortado.

Afloja la tuerca del tubo que está por encima de la válvula y levanta los tubos. Saldrá el agua contenida por lo que se recomienda tener a mano una toalla para limpiarla. Retira después las tuercas que sujetan el grifo con la llave inglesa. A veces las roscas tienen mucho recorrido o pueden encontrarse deterioradas, por lo que debes tener paciencia.

Friega el lavabo bien antes de cambiar el grifo. Lo mismo tienes que raspar para quitar los depósitos de cal. Con el vinagre podrás hacerlo fácilmente ya que estas incrustaciones pueden dificultarte la instalación adecuada del grifo.

Fija al nuevo grifo los tubos antes de hacerlo en el fregadero. Después pásalo a través del agujero, aprieta bien la tuerca y para antes de llegar al tope para ver si ha quedado el grifo bien recto. Cuando lo hayas comprobado, termina de apretarlas, mete los tubos en las válvulas que hay debajo del fregadero y aprieta muy bien las tuercas.

Abre el agua para comprobar que no hay ninguna fuga, espera unos diez minutos y repite la misma operación. Si todo está bien, el trabajo se ha terminado, si no es así, aprieta las tuercas bien y verifica que no se escapa el agua por donde no debe.